PEN MÉXICO DENUNCIA LA INTERVENCIÓN, VIOLACION DE SU AUTONOMÍA Y CENSURA DE PEN INTERNACIONAL

COMUNICADO DE PRENSA

PEN MÉXICO DENUNCIA LA INTERVENCIÓN, VIOLACION DE SU AUTONOMÍA Y CENSURA DE PEN INTERNACIONAL

 

 

Ciudad de México, octubre 6 de 2019

 

 

A la prensa y medios de comunicación nacionales e internacionales:

A la opinión pública nacional e internacional:

 

 

Hemos sido informados de que durante el 85 Congreso Internacional de PEN, en Manila, Filipinas, a propuesta de la directiva de PEN Internacional, el Centro PEN México fue suspendido por supuestas irregularidades en su proceso electoral.

Ante esto PEN México informa:

 

El proceso electoral de PEN México fue conducido en estricto apego a sus estatutos, como consta en el acta correspondiente, y como le fue oportunamente comunicado a PEN Internacional, por la totalidad de sus miembros.

 

PEN México informa que las elecciones, en las que resultó electa nuestra Presidente, la poeta María Rivera, no fueron impugnadas ante su asamblea, máximo órgano de gobierno de PEN México, por ninguno de los miembros pertenecientes a nuestra organización; ni por el candidato perdedor, el señor Pedro Serrano, quien en ningún momento denunció ilegalidad alguna, ni entabló comunicación con PEN México en los tres meses posteriores a la elección.

 

Nuestra jornada electoral fue democrática y no generó ningún conflicto postelectoral en nuestro Centro, fue respaldada por la totalidad de su asamblea como consta en nuestra acta del día 4 de septiembre del presente.

 

Ante estos hechos, PEN México hace del conocimiento público que la suspensión de nuestro Centro, fundado en 1923 por Genaro Estrada y Alfonso Reyes, es una represalia autoritaria ante las denuncias que PEN México formuló de una serie de actos indebidos cometidos por PEN Internacional en perjuicio de PEN México, y ante el fracaso manifiesto de su directiva, encabezada por la estadounidense-mexicana Jennifer Clement, su máxima autoridad -y expresidente de PEN México- de apoderarse de nuestra organización a través la imposición antidemocrática de un candidato. Esto operado por una empleada del propio PEN Internacional, la señora Alicia Quiñones dentro de nuestra asamblea, de la que Clement formaba parte, quien fabricó la denuncia en la organización internacional.

 

Lamentamos que PEN Internacional esté siendo desvirtuado de su sentido fundacional por sus autoridades, sea utilizado para satisfacer intereses facciosos, utilice la mendacidad como herramienta en un claro abuso de poder sobre los escritores mexicanos, violentando su naturaleza. Asimismo, consideramos un grave error que en el contexto de violencia que atraviesa el país, PEN Internacional suspenda a una organización de la sociedad civil que goza de prestigio y poder de opinión en la defensa de los periodistas mexicanos.

 

Asimismo, PEN México hace del conocimiento público la ilegal política intervencionista del Comité Directivo encabezado por la escritora Jennifer Clement, su Secretaria Internacional, Katlin Kaldmaa, y su director ejecutivo, Carles Torner, en la vida interna de los Centros PEN, violatoria de sus autonomías, que ha convertido a la organización en herramienta para asociarse con políticos y gobiernos, censurando escritores en defensa de la libertad de sus propios países, como le ocurrió a PEN México, quien fue víctima de censura, cuando en agosto de este año, PEN Internacional, rechazó nuestra resolución -suscrita por PEN San Miguel y PEN Guadalajara- en la cual denunciamos, además de la violencia que sufren los periodistas en nuestro país; los constantes ataques y descalificaciones hacia la prensa, y los defensores de derechos humanos, llevados a cabo por el actual gobierno de México. Fuimos informados que tras estudiarla “habían descubierto que la situación no había cambiado” entre el año pasado y éste, censurando nuestra denuncia. Dicha censura ocurrió dos meses después de que el PEN Internacional organizara con el Gobierno de México, y la Unesco el encuentro “Escribir el futuro en lenguas indígenas” realizado en Chiapas, con escritores miembros de la organización internacional y algunos escritores indígenas.

 

Asimismo, PEN México denuncia que PEN Internacional usó el nombre de PEN México, sin autorización ni consulta, para suscribir comunicados internacionales destinados a intervenir en conflictos políticos internos de los países, como fueron los siguientes casos:

 

La utilización ilegal de PEN México en el comunicado con el que se exigió la liberación de los políticos catalanes Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, publicado en enero, que originó la renuncia al PEN Internacional del Premio Nobel Mario Vargas Llosa, Presidente Emérito de PEN Internacional.

Este acto fue denunciado por la expresidente Magali Tercero, y el escritor Homero Aridjis, Presidente Emérito de PEN Internacional, y miembro activo de PEN México.

 

La utilización ilegal de PEN México en el comunicado emitido en diciembre del año pasado, en el que se solicitó la liberación del político kurdo Selahattin Demirtas en el que PEN Internacional refirió que PEN México adoptó a Demirtas como su “miembro honorario”. Dicho pronunciamiento es, llanamente, una mentira. Nunca fuimos consultados al respecto.

 

PEN México sufrió el acoso, la intervención, y las calumnias —ya denunciadas por el escritor Mario Vargas Llosa en el caso Cataluña— de PEN Internacional durante nuestro proceso electoral, y posteriormente, a través de la Secretaria Internacional Katlin Kaldmaa, quien intervino comunicaciones privadas de PEN México a sus asociados, que no estaban dirigidas a ella y sin ninguna autorización las hizo públicas, en un hecho inaceptable.

 

Ante estos hechos violatorios de nuestra autonomía informamos lo siguiente:

 

PEN México es una institución autónoma e independiente de escritores mexicanos, con personalidad jurídica propia, regida por sus estatutos y como tal, su funcionamiento no depende de PEN Internacional, por lo que continuará de manera normal con sus actividades para promover la literatura y la libertad de expresión ante la brutal y generalizada violencia que padece el país, donde periodistas y defensores de derechos humanos, son asesinados impunemente, y ante el clima de descalificación de la prensa e instituciones defensoras de los derechos humanos seguirá alzando la voz, defendiendo a periodistas y escritores, trabajando a favor de la defensa de la libertad, la pluralidad, y la verdad, labor que lo ha colocado como una importante voz en la opinión pública.

 

Nuestra organización se mantiene firme y fuerte, como desde hace noventa y seis años, en la defensa de su independencia, autonomía y dignidad.

 

PEN México

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s