COMUNICADO DE PRENSA

PEN INTERNACIONAL EVADE DAR RESPUESTAS ANTE GRAVES DENUNCIAS DE PEN MÉXICO

Ciudad de México, 9 de octubre, de 2019

Ante la respuesta de PEN Internacional, enviada a los medios el día de ayer, 8 de octubre PEN México informa:

PEN Internacional se niega a dar respuesta a las tres denuncias que PEN México hizo hace unos días, consistentes en la intervención, violación de su autonomía y censura, hechos que dieron origen a una represalia autoritaria, concretada en la suspensión de nuestro Centro, consistentes en lo siguiente:

La utilización ilegal del PEN México, usando su nombre en comunicados internacionales, sin autorización, para apoyar causas políticas e intervenir en la vida de los países, como fue la intervención en el conflicto de Cataluña, donde se utilizó nuestro nombre y que ocasionó la renuncia al PEN Internacional del Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Esto fue denunciado por la expresidente Magali Tercero y miembros de PEN México en los periódicos El País y El ABC de España y en Proceso, en México. El comunicado emitido en diciembre del año pasado, en el que se solicitó la liberación del político kurdo Selahattin Demirtas, en el cual el PEN Internacional, mintiendo, afrimó que PEN México había adoptado a Demirtas como su “miembro honorario”.

Asimismo, la ilegal política intervencionista del Comité Directivo, encabezado por la escritora Jennifer Clement, su Secretaria Internacional, Katlin Kaldmaa, y su director ejecutivo, Carles Torner, en la vida interna de los Centros PEN, violatoria de sus autonomías, que ha censurado escritores en defensa de la libertad de sus propios países. Tal como le ocurrió a PEN México, cuando en agosto de este año, PEN Internacional, rechazó nuestra su resolución -suscrita por PEN San Miguel y PEN Guadalajara- en la cual se denunció, además de la violencia que sufren los periodistas en nuestro país; los constantes ataques y descalificaciones hacia la prensa, y los defensores de derechos humanos, llevados a cabo por el actual gobierno de México.

Del mismo modo, la inadmisible intervención y violación de nuestra autonomía, a cargo de autoridades de PEN Internacional, quienes, entre otras faltas inaceptables, intervinieron comunicaciones privadas de PEN México, le reprocharon a su expresidente Magali Tercero, en un acto totalmente ilegal, que no hubiera negociado con la directiva de PEN Internacional los resultados de la elección, antes de hacerlos públicos, y el intolerable intento de imposición antidemocrático de un candidato en nuestra asamblea. Hechos que devinieron en la suspensión de PEN México, bajo falsas irregularidades, anunciada el mismo día de la elección, una hora antes de que se cerraran las urnas, por una de sus empleadas y entonces miembro de nuestra organización.

Cabe reiterar a la opinión pública que PEN México desarrolló su proceso electoral apegado a sus estatutos y que éste no fue impugnado por ningún miembro de PEN México, dentro de su asamblea, única instancia legal para ello.

Asimismo, que ninguno de los hechos señalados por PEN Internacional como “irregularidades”, lo son ya que no incumplen con nuestros estatutos que son las normas legales que rigen la vida interna de nuestra organización y no las ordenanzas de PEN Internacional, que no tienen ningún carácter legal en PEN México. Por lo demás, dichas ordenanzas nunca han sido remitidas a nuestra organización, ni son públicas y de existir serían violatorias de las autonomías de los Centros PEN que constan de personalidad jurídica propia conforme a la ley de sus países.

Precisamos que en nuestros estatutos no se impone restricción alguna para la incorporación de miembros en cuanto a temporalidad, ni se restringe el derecho al voto, salvo si los miembros incumplen el pago de la cuota anual. Dicha cuota puede pagarse en cualquier momento, siempre y cuando sea antes de ejercer el voto. Tampoco fue una irregularidad publicar el sentido de los votos en el informe final de la elección, otorgando transparencia al proceso. Dicha determinación fue tomada ante el acoso de la empleada del PEN Internacional, Alicia Quiñones, quien fabricó y procesó la acusación dentro de la organización internacional, y no por miembros “anónimos”.

Es importante señalar que exactamente los mismos estatutos que rigieron la elección de este año rigieron las anteriores, incluida la de la propia presidente de PEN Internacional, la mexicana-estadounidense Jennifer Clement, cuando fue electa como presidente de PEN México, en 2009.

Ante estas injusticias y abusos de poder, PEN México reitera sus denuncias e informa que nuestra organización continuará trabajando conforme a su autonomía jurídica, con independencia intelectual de cualquier clase de intromisión y, como desde 1923, defendiendo los principios de la defensa de la literatura, la libertad de expresión y la libre circulación de las ideas, oponiéndose a cualquier forma de censura, defendiendo una prensa libre, y ejerciendo la crítica de gobiernos, administraciones e instituciones.

PEN México está abierto a todos los escritores y periodistas que quieran incorporarse a nuestra organización.

 

PEN MEXICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s