Respuesta de la presidente de PEN México, María Rivera, al reportaje “La disputa por el PEN México”, publicado el día 18 de octubre en el portal del periódico Milenio.

 

Estimado José Luis Martínez

He leído el reportaje de la periodista Guadalupe Alonso, publicado el día de ayer 18 de octubre en el sitio electrónico de Milenio, titulado “La disputa por el PEN México” para el que fui entrevistada. En él, para mi sorpresa, encuentro omisiones graves, imprecisiones y falsedades. La información, de carácter público, puede corroborarse a través de los siguientes comunicados: https://penpiensa.com/2019/10/07/pen-mexico-denuncia-la-intervencion-violacion-de-su-autonomia-y-censura-de-pen-internacional/ y https://penpiensa.com/2019/10/09/787/ ). Asimismo, la entrevista que concedí para el reportaje fue recortada, por lo que le solicito sea publicada esta carta.

  • No es verdad que haya habido “denuncias de corrupción” como señala la cabeza del reportaje. Ningún miembro de nuestra asamblea levantó ninguna denuncia tras las elecciones, de ninguna naturaleza, en ningún lugar. Las “denuncias” que PEN Internacional aduce son anónimas y no es información pública. La periodista presenta como hechos objetivos, con mínimo rigor periodístico, la versión de PEN Internacional.
  • PEN México denunció a PEN Internacional en comunicado del día 6 de octubre por la intervención, violación y censura de la que fue víctima. La periodista Alonso omite este comunicado (https://penpiensa.com/2019/10/07/pen-mexico-denuncia-la-intervencion-violacion-de-su-autonomia-y-censura-de-pen-internacional/ y asienta, en su cronología esta falsedad “ante el aviso oficial de suspensión firmado por Katlin Kaldmaa, que se hace público el 8 de octubre, el Centro mexicano da a conocer su postura” .
  • Alonso omite del reportaje, inconcebiblemente, la denuncia que PEN México hizo de la de la intervención de PEN Internacional en su proceso electoral, cometida por una empleada de la organización, contenida en nuestros comunicados. Cito la parte de la entrevista que Alonso suprimió: “La falsa “impugnación” de las elecciones de PEN México fue fabricada desde el PEN Internacional por Alicia Quiñones, empleada del organismo internacional, y miembro de PEN México. Fue ella quien bajo acoso, amenazas y mentiras anunció, una hora antes de que se cerrara la elección, que PEN Internacional suspendería a PEN México, desconocería a su presidente, tras obtener información del correo donde se recibían los votos, manipulándola y utilizándola para que PEN Internacional pudiera intervenir en nuestra organización.”
  • Fue el propio PEN Internacional quien creó la falsa acusación, el caso no llegó a sus “más altos niveles”, sino que se fraguó desde los más altos niveles de PEN Internacional a través de la empleada de la presidente Jennifer Clement, quien gestionó la acusación. PEN México cuenta con la documentación probatoria.
  • El reportaje omite, asimismo, las denuncias que PEN México hizo de la ilegal intervención de la Secretaria Internacional Katlin Kaldmaa en nuestras comunicaciones privadas, y la censura política cuando en agosto de este año, PEN Internacional, rechazó nuestra resolución -suscrita por PEN San Miguel y PEN Guadalajara- en la cual denunciamos, además de la violencia que sufren los periodistas en nuestro país; los constantes ataques y descalificaciones hacia la prensa, y los defensores de derechos humanos, llevados a cabo por el actual gobierno de México.
  • Es falso que se haya enviado la convocatoria a 45 miembros. La periodista confunde el número de miembros actuales con los que tenía en ese entonces PEN México e ignora el número de miembros activos que contaban con derecho a voto. Asimismo, la expresidente Magali Tercero no “recibió notificaciones” del director ejecutivo del PEN Internacional, Carles Torner, sino que entabló comunicación escrita con él.
  • Cabe aclarar que las elecciones no fueron “impugnadas” por nadie. El único espacio legal para crear una “impugnación” es dentro de la organización mexicana, en nuestro país, no en Londres. Reproduzco lo que dije en la entrevista que la señora Alonso editó “Ninguno de los hechos señalados por PEN Internacional son irregulares, ni indebidos, ya que no incumplen con nuestros estatutos, que son las normas legales que rigen la vida interna de nuestra organización y no las “ordenanzas” de PEN Internacional, que no tienen ningún carácter legal en PEN México.”

 

Con respecto a los dichos de la señora Jennifer Clement, solo cabe aclarar lo que son francas mentiras: no hubo ninguna impugnación de la elección en PEN México, no es verdad de que las normas de “gobernanza” rijan a los centros PEN, que son autónomos; no hay “normas universales”, sino estatutos y leyes de los países. Como la periodista Guadalupe Alonso no le hizo las preguntas obvias, le dejo a continuación las preguntas que cualquier periodista le hubiese hecho:

 

  1. ¿Por qué el PEN Internacional tomó, sin autorización, la voz y el voto del PEN México para apoyar la lucha catalana y, en otro, momento, para integrar a un político turco como miembro honorario de la organización mexicana?
  2. ¿Por qué la presidenta del PEN Internacional, que fue presidenta del PEN México, en su administración mexicana dio por buenos los estatutos y los procedimientos que rigieron de idéntica manera la elección que la llevó a ser presidente del PEN México, y ahora los considera no válidos?
  3. ¿Por qué los estatutos PEN México, que tienen validez legal, deberían ser anulados por las supuestas ordenanzas del PEN Internacional, que no tienen validez legal en los países del mundo?
  4. ¿Cómo es posible que la Sra. Alicia Quiñones supiera desde antes de que concluyera el proceso electoral que el PEN México sería suspendido, si no ganaba su candidato, como queda constancia en su amenaza?
  5. ¿Por qué la Sra. Quiñones maneja los envíos de información de Katlin Kaldmaa, secretaria internacional del PEN internacional, como lo evidenció el periódico Reforma en su nota publicada el 9 de octubre?

 

El Sr. Mario Vargas Llosa tiene razón: el PEN Internacional es mentiroso y levanta calumnias. Ninguna prueba más clara y contundente de la intervención y el conflicto de interés de su presidente, que este reportaje donde Jennifer Clement se exhibe asentando hechos falsos sucedidos en un centro autónomo, defendiendo a un candidato local, como si fuese un cacique y no la presidente de una organización internacional.

 

María Rivera

Presidente

PEN México

 

https://www.milenio.com/…/labe…/la-disputa-por-el-pen-mexico

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s